La fuerza comunicativa de los mandos intermedios

mando intermedio, habilidades

mando intermedio, habilidades

 

Los mandos intermedios son piezas clave en cualquier empresa. Su papel es importante al ser, utilizando un símil del mundo del motor, la correa de transmisión entre la dirección y los empleados. Esta función, que en principio puede parecer no tener mucho valor, es básica para un buen  funcionamiento de la organización en general y de la comunicación interna en particular.

La responsabilidad de un mando intermedio deriva, por un lado, de tener que transmitir a sus equipos las decisiones de la cúpula de la compañía haciendo que se cumplan; y por otro, de captar las necesidades de los colaboradores y darla a conocer al equipo directivo para que se ocupen de aquellos aspectos que los empleados necesitan resolver. Conseguir llevar a la práctica todo esto no es una tarea fácil y requiere que el mando intermedio posea una serie de habilidades. Entre sus conocimientos debe estar el de ser buenos comunicadores.

En primer lugar los mandos intermedios tienen que ser conscientes de que son una de las palancas que promueven la comunicación interna. Por ejemplo, cuando se lanza una comunicación en cascada, tienen que transmitirla a sus equipos sin esperar a que su superior les diga que tienen que continuarla. En segundo lugar deben ser inquietos y preocuparse por conocer bien lo que ocurre en la empresa de cara a plantear cuestiones, resolver dudas de sus colaboradores, etc. En su rol de comunicadores también es importante que tengan la habilidad de recoger las necesidades de sus equipos. No es válido que solo den órdenes, sino que también tienen que saber cómo se está trabajando, qué cosas se están haciendo bien para continuar en esa línea y cuáles no para corregirlas.

La pregunta que hago es: ¿son los mandos intermedios conscientes de su fuerza comunicativa? Posiblemente esto no depende tanto de la persona como de que la organización se preocupe de formarla en esta materia. Es importante trabajar este aspecto si queremos que nuestros mandos intermedios también cumplan su rol de comunicadores internos. Si no lo hacemos así puede darse el caso de fallos en la comunicación o de falta de información tanto descendente como ascendente.

¿Creéis que las compañías se preocupan por formar a sus mandos intermedios en su papel de comunicadores?

 

Convertir a los mandos intermedios en aliados

aliado, comunicación interna, mando intermedio

aliado, comunicación interna, mando intermedio

 

El rol de mando intermedio es de vital importancia dentro de una empresa. Las personas que ostentan este tipo de cargo son un pilar fundamental para conseguir que la compañía funcione gracias a su profundo conocimiento de la actividad de su departamento sumada a su capacidad de liderar equipos.

Los mandos intermedios tienen un amplio abanico de funciones, si bien en este caso nos vamos a centrar en el cometido de ser comunicadores. Estas personas actúan, en materia de comunicación, en dos direcciones. La primera es transmitir información de la dirección a sus equipos haciéndoles llegar desde los objetivos hasta una información que por su importancia se decide transmitir en cascada. La segunda es escuchar a las personas que dirigen para detectar incidencias y ponerles solución, recoger ideas de mejora y, en definitiva, saber cuál es el sentir de los empleados de la empresa.

El papel que los mandos intermedios tienen dentro del organigrama en lo que a comunicación se refiere es esencial. Por eso, desde comunicación interna tenemos que convertirlos en nuestros aliados consiguiendo que nos ayuden a ser nuestros portavoces al mismo tiempo que nuestros oídos.

Uno de los aspectos esenciales para ganarse a los mandos intermedios y crear una relación de colaboración es que vean la comunicación como algo imprescindible y ventajoso en su día a día. Esta tarea conlleva una estrategia prácticamente cien por cien personalizada al modo de gestionar de cada persona que ostenta este tipo de cargo.

La forma en la que las personas de comunicación interna consiguen llevar a su terreno a los mandos intermedios es a través de reuniones periódicas en las que ir conociendo los proyectos en los que trabaja su departamento para darles publicidad, demostrando que así se contribuye a compartir el conocimiento y, por tanto, a generar nuevas ideas; aportándoles ideas con las que mejoren su formación de cara a comunicarse con sus equipos y creando un clima de confianza entre ambas partes. Todo ello planteado a largo plazo, ya que este tipo de alianzas necesitan cuidarse para salir adelante.

En el día a día de comunicación interna hay que buscar un acercamiento constante con todas las personas que forman parte de la empresa. Para el caso concreto de los mandos intermedios, es una manera de aproximarnos y conseguir que sean una de las principales palancas de comunicación dentro de la organización.